Problemas del consumo de alcohol

     Las formas de consumir alcohol han cambiado en el transcurso de los años, es por lo que trataremos de hacer un análisis desde la postura de un enfermo Alcohólico Rehabilitado con mas de 25 años de experiencia en el movimiento asociativo de Alcohólicos rehabilitados.

     Hace 50 años la forma de consumir en Andalucía y en especial en las zonas rurales, mayoritariamente era cosa de hombres que después de la jornada laboral y como una forma de relacionarse, ingerían cantidades de alcohol llegando a veces a la embriaguez, pero en otras era solo cantidades pequeñas las cuales no impedían que al dia siguiente volvieran a hacer su jornada de trabajo, el consumo era habitualmente de vino y en las mañanas anís o coñac, las otras bebidas que ahora son tan habituales apenas se conocían.

     La palabra alcoholico era desconocida, si acaso el que consumía se le podía decir borracho, la familia aceptaba la borrachera por que era cosas de hombres, los tiempos van pasando y la mujer se libera y va adquiriendo las mismas libertades que el hombre y también cae en los mismos defectos, disparándose el consumo de alcohol en las mismas, por poner un ejemplo en el año 1978 de cada diez hombres que tenían problemas con el alcohol una era una mujer, 20 años después de cada tres alcohólicos uno es una mujer.

     El alcohol es una droga y como tal esta reconocido por la Organización Mundial de la Salud, como tal crea dependencia tanto física como Psíquica, estando catalogada dentro de las drogas duras, el síndrome de abstinencia del alcoholico se llama deliriun tremens y puede ser mortal.

     Nosotros desde nuestra experiencia creemos que no hay Alcoholismo como enfermedad, si no que hay tantos tipos de problema en los que consumen, como personas, cada uno va a ser diferente en sus reacciones y en sus consecuencias, pero trataremos de hacer una reflexión sobre los trastornos mas frecuente producidos por el consumo excesivo de alcohol.

1. Puede producir una falsa euforia para después pasar a un estado depresivo.
2. Altera el sistema nervioso central produciéndose situaciones peleas y riñas.
3. Puede ser causa de impotencia sexual, muchas ganas pero poco rendimiento.
4. Puede ser causa de alteraciones cardio vasculares ya que el alcohol se oxida en las arterias y las tapona.
5. Puede ser causa de celotipias, no necesariamente de la pareja llegando en algunos casos hasta de los hijos al perder su cariño.
6. Son frecuentes las celotipias alcohólicas.
7. Puede ser causa de cirrosis hepáticas.
8. Puede causar la muerte.

     Todas estas consecuencias que hemos enumerado son las mas frecuentes tanto a nivel Psíquico como a nivel Físico, pero ahora trataremos de hacer una reflexión sobre el comportamiento tanto social como familiar.
En el nivel familiar la convivencia se va deteriorando dia tras dia sin que el enfermo se de cuenta ya que cuando el familiar le recrimina que esta bebiendo en exceso y que la situación no puede continuar, su contestación casi siempre es la misma, que el bebe como todo el mundo y que no pasa nada por que se tome unas copas y que algún dia llegue un poco tarde, esa no es la realidad si no que el consumo va creciendo y la situación familiar deteriorándose cada dia mas.

     En plano laboral se empieza por rendir menos en el trabajo, alteraciones de conducta, faltas sin justificar o de difícil justificación, engaños, mentiras y todo tipo de justificaciones para una conducta que no tiene justificación, tendiendo cada mas a descender en las categorías y perdiendo la confianza de sus superiores, siendo muy frecuentes las bajas laborales de difícil justificación, para terminar con un despido por alguna causa aunque no sea directamente por estar en estado de embriaguez.

     La economía se va debilitando al tener que gastar mas, esto provoca la mentira con lo relacionado con el dinero, no e cobrado, mi jefe es un usurero, se me a perdido el dinero, todo esto lleva en la mayoría de los casos a contraer deudas con la empresa, compañeros amigos, cada vez mas la situación económica es mas difícil llegando en algunos casos a aceptar despidos de baja remuneración para tratar de tapar los agujeros que por el consumo excesivo de alcohol nosotros mismos nos hemos creado.